Ósmosis inversa Bealia – más que una solución medioambiental

Cada vez somos más los que abogamos por un consumo de agua responsable, evitando y eliminando de nuestro día a día el consumo INNECESARIO de plásticos del agua embotellada, pero todavía queda: «España en segundo lugar en Europa: vierte 126 toneladas de plástico diarias al Mar Mediterráneo» según dicta una noticia publicada por La Sexta en su medio online leer más.  Bealia como empresa de tratamientos de agua y que más firmemente apuesta por la sostenibilidad y conservación del medio ambiente, tiene la responsabilidad y obligación de ofrecer a sus clientes soluciones eficientes y ambientalmente sostenibles, ósmosis inversa seleccionadas bajo la premisa del bajo consumo de agua y rechazo, filtrosde carbón activado de componentes naturales sin ningún tipo de rechazo, descalcificadores de bajo consumo de agua y sal.

Pero, ¿y si además de un tema moral, ético y responsable el consumo de agua del grifo es también un tema de salud?

Según un estudio realizado por El Confidencial, de «76 marcas diferentes de agua embotellada solamente 1 es equiparable en calidad a la del grifo», ¿sorprendente verdad? No debería serlo. Les invitamos a leer más con detalle.

No cabe duda que el agua del grifo es altamente saludable que además la tenemos al alcance de nuestra manoy que es mucho más económica que el agua embotellada. Pero no es menos cierto que el agua de red de nuestra tierra, Aragón, todavía dista mucho de ser un agua apetecible especialmente por el exceso de sabor, olor y metales pesados que la componen básicamente por su tratamiento de potabilización mediante el cloro entre otros. Cada vez son más los vecinos que buscan a través de la ósmosis inversa de Bealia, conseguir la excelencia de su agua sin necesidad de salir de casa, utilizando su propia agua como un recurso del que sacarle partido, su materia prima. La ósmosis inversa de Bealia, no solamente elimina los elementos «nocivos» de nuestro agua como pesticidas, herbicidas, trihalometanos, también eliminan el 99% de metales pesados y por supuesto el sabor y olor, dando como un resultado un agua excelente mediante la depuración  más eficiente y sostenible del mercado.